Bebés con síndrome de down después de los 40

Bebés con síndrome de down después de los 40

48
0
Compartir

Las mujeres que deciden ser madres después de los 40 años de edad tienen el riesgo de dar a luz bebés con problemas asociados a los cromosomas, caso de la trisomía 21, también conocida como Síndrome de Down, aseveró el jefe del Departamento de Medicina Materno-fetal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, José Manuel Segura Zavala.

Factores sociales contribuyen actualmente a que las mujeres, sobre todo profesionistas, pospongan su maternidad hasta después de cumplir 35 años (edad considerada por gran parte de la literatura médica como un límite ideal para el embarazo), pero el experto recomendó en estos casos buscar orientación médica para reducir la mayor cantidad de factores adversos posibles.

“La explicación a esto es que todas las mujeres nacen con folículos que van a madurar desde que inicia su vida. Estos folículos que han estado un buen tiempo en el cuerpo de las mujeres mayores de cuarenta, que nosotros llamamos ‘añosas’, bajo muchos estímulos hormonales son más vulnerables a tener alteraciones cromosómicas, por lo que aumenta el riesgo de tener un hijo con Síndrome de Down”, puntualizó.

El Hospital de Gineco obstetricia del IMSS Jalisco cuenta con protocolos especializados para atender a estas pacientes, mismo que incluye estudios diagnósticos prenatales que identifican problemas asociados a la edad materna. No sólo son vulnerables quienes se embarazan por primera vez, sino aquellas que esperaron un tiempo prolongado para volver a tener un hijo.

“Los periodos intergenésicos son desventajosos también porque representan un olvido respecto a cómo se llevan los embarazos. Como dicen por ahí, no es lo mismo los tres mosqueteros que 10 años después”, dijo, “ese es un factor importante, nosotros tenemos pacientes que por cuestiones laborales posponen su embarazo y esto es riesgoso”.

Segura Zavala indicó que cada vez hay más madres que superan la cuarta década de vida. En un 40 por ciento de los casos se requerirá hacer una cesárea, tomando en cuenta el riesgo del embarazo. Para las mujeres multíparas o que ya han tenido uno o varios hijos sin intervención quirúrgica, es muy probable que el patrón se repita.

Lo que nunca se debe perder de vista es que en mujeres añosas el índice de prematurez es más alto respecto a la población general, esto sucede a menudo por la presencia de enfermedades crónico-degenerativas como diabetes o hipertensión. Los expertos pueden recomendar medidas, no sólo a la madre sino también a su pareja, para medir el riesgo reproductivo en la llamada consulta preconcepcional, la cual es fundamental antes de tomar la decisión de procrear.

Comments

comments

No hay comentarios