Barca sin remos

Barca sin remos

215
0
Compartir

Por: Jaime Castillo Copado

Jalisco, ¿la capital de qué?

Al Gobierno de Aristóteles Sandoval le dio recientemente por designar al estado de Jalisco como “La Capital de la Innovación”, pero al mismo tiempo se nos vende la idea de que somos un “Gigante Agroalimentario”.

Lo anterior tiene su lógica en las declaraciones dadas recientemente por el Gobernador de Jalisco para El Financiero, cuando dijo que “el sector tecnología y el agroalimentario son las ramas que abanderan la economía del estado de Jalisco, al concentrar gran parte de la Inversión Extranjera Directa (IED), la cual hoy suma más de mil 900 millones de dólares”.

En esa misma entrevista, en ocasión de los primeros tres años de su administración, Sandoval Díaz admitió que “estamos creciendo, aunque por debajo de la región, (pues) hay otros estados que están llegando a nueve por ciento”. Y es cierto, desde hace ya varios años estados del país que componen la denominada región de El Bajío, como Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro están creciendo por encima del promedio nacional.

Cosa de darse una vuelta por esos rumbos para darse cuenta del incesante crecimiento en el sector automotriz, el de los alimentos, el inmobiliario y el hotelero de negocios.

Y efectivamente, todo parece indicar que la región vive un gran auge… su mejor momento. Sin embargo, también todo parece indicar que en materia económica para Jalisco no sucede nada extraordinario, porque ni estamos creciendo por encima del promedio económico nacional (apenas rebasamos el 5% de crecimiento anual), ni tampoco estamos así como para vendernos como gigantes en alguna industria determinada.

Basta con echarse un clavado por las cifras reveladas por el “Perfil Jalisco” de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, elaborado apenas en Junio del presente año, para darnos cuenta que en materia de clasificación económica eso a lo que el gobernador de Jalisco llama “Sector tecnología”, ni siquiera se distingue; vaya, ni siquiera el Turismo.

Lo anterior se desprende de la clasificación dada por el Gobierno Federal en donde se incluyen nombres como Actividades Agropecuarias, Industria Manufacturera, Industria Extractiva y Electricidad, Construcción, Comercio, Transportes y Comunicaciones, Otros Servicios, Gobierno y Organismos Internacionales, y otros identificados como No especificados.

Aquí la pregunta es si verdaderamente somos un Estado que tiene rumbo como para venderse como la Capital de la Innovación o el Gigante Agroalimentario, porque así se diseñó un esquema de los gurús de la comunicación del Gobierno del Estado, o sólo estamos tratando de matizar el estancamiento económico en que vivimos.

No se trata de una cosa menor, porque junto con la Seguridad Pública es la Economía el segundo tema en importancia para el ciudadano común, más cuando el precio de la tortilla, la gasolina y el entretenimiento ya están por las nubes.

Tampoco creo que se trate de traerse al estado las convenciones más famosas de tecnología para sentirnos que ya somos todos unos tecnológicos, menos cuando seguramente se subsidiaron millones de pesos para concretar la celebración del Campus Party en Jalisco.

Cuentagotas
-Réquiem por don Flavio. “Hombre que ayudó a Jalisco en la medida que las circunstancias se lo permitieron”, dijo Guillermo Cosío Vidaurri en ocasión de la partida de don Flavio, ex Gobernador de Jalisco hace ya más de 30 años. Qué buena onda don Guillermo, quien se proyectó cañón regalándole a su homólogo esas bonitas palabras de despedida. El que entendió, entendió…

Comments

comments

No hay comentarios