Baja S&P perspectiva a nota de México

Baja S&P perspectiva a nota de México

77
0
Compartir

S&P Global Ratings bajó a negativa la perspectiva de las calificaciones de largo plazo de México, con ello existe una posibilidad de una en tres de que rebaje la nota crediticia en los próximos 24 meses si el nivel de deuda o la carga de intereses presenta un deterioro mayor a lo esperado.

En su comunicado, la agencia crediticia señaló además que otro factor para bajar la nota sería la mayor vulnerabilidad de las finanzas públicas ante los choques adversos.

La carga de intereses, actualmente en torno a 9 por ciento de los ingresos del Gobierno general, podría aumentar, lo que reflejaría tanto una limitada base de ingresos como la necesidad de mantener tasas de interés consistentes con la dependencia que tiene el soberano de las entradas del portafolio de capital externo.

Cualquiera de esos dos resultados, dijo, elevaría la vulnerabilidad de las finanzas públicas de México ante la adversidad externa.

S&P confirmó las calificaciones soberanas en moneda extranjera de largo y corto plazo en escala global de “BBB+” y “A-2”, respectivamente; también, confirmó sus notas en moneda local de largo y corto plazo en escala global de “A” y ‘A-1″, respectivamente.

La agencia señaló que la deuda neta del Gobierno general se ubicó en 42 por ciento del PIB en 2015, y espera que llegue a 45 por ciento en 2016 y se ubique entre 47 y 48 por ciento en 2018-2019.

Mencionó que el índice de deuda ha aumentado de manera continua, lo que refleja el impacto de los constantes déficits fiscales moderados en un contexto de bajo crecimiento del PIB en este periodo. Aunque el nivel de deuda de México es moderado, el Gobierno tiene menos margen de maniobra fiscal que el que tenía hace 10 años.

Las calificaciones de México reflejan su historial de cautelosas políticas fiscales y monetarias, lo que ha contribuido a que el País mantenga déficits gubernamentales limitados y una baja inflación, así como a un nivel moderado de deuda externa.

S&P dijo que espera que la continuidad de las políticas económicas en los próximos dos años, junto con el ajuste fiscal en curso compense los menores ingresos petroleros y contenga el nivel de deuda del gobierno.

Además, la implementación de las reformas económicas, especialmente en los sectores de energía y telecomunicaciones, mantengan el crecimiento del PIB en el largo plazo, pero no necesariamente incrementará la tasa de crecimiento, en ausencia de otras medidas.

Por otra parte, dijo que en el largo plazo, podría subir las calificaciones soberanas de México si la implementación efectiva y más pronta que lo esperado de las recientes reformas fortalece el crecimiento y el perfil fiscal de México de manera rápida, en tanto que mantiene bajo control las vulnerabilidades externas.

FUENTE: MURAL

Comments

comments

No hay comentarios