Aumento del dólar beneficia a las remesas

Aumento del dólar beneficia a las remesas

86
0
Compartir

Paradójicamente, la depreciación del peso frente al dólar beneficiará a las familias jaliscienses que se sostienen de las remesas que envían quienes trabajan en Estados Unidos. Desde el 2009, el 2015 ha sido el mejor año para las remesas en México, al rebasar los 25 mil millones de dólares, explicó el investigador del Centro Universitario de los Altos (CUAltos), Cándido González Pérez.

Esta cantidad supera incluso a la Inversión Extranjera Directa y hasta los ingresos petroleros, debido a la disminución de precios del barril, lo cual sería la primera vez que ocurra en la historia, según las cifras del Banco de México.

“Lo que para algunos es una desgracia, la devaluación, es para los migrantes algo beneficioso acá en los Altos. Ahora obtienen 20 % más que en pesos. Y en lo que se llama la región tradicional de migrantes, como Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Guanajuato, Zacatecas, recibimos casi la mitad de las remesas, por lo menos la tercera parte pues es dónde hay más migrantes”, apuntó González Pérez.

Por ello es común que las casas de cambio proliferen en la región de los Altos, tradicional zona expulsora de migrantes y donde las transacciones de vehículo o fincas se realizan en dólares. González Pérez explicó que allá las familias viven de lo que se conoce “remesa salario” y aunque porcentualmente el número de hogares que dependen de este ingreso ha disminuido, estas han aumentado en la cantidad que reciben.

Desgraciadamente, subrayó Cándido González, este dinero se utiliza para la sobrevivencia cotidiana o, cuando bien les va, en la compra de bienes que se devalúan rápidamente, como pantallas planas u otro tipo de electrónicos.

“Sólo les ajusta para vivir, pero como son millones de personas las que mandan, por eso se hace una gran cantidad total de dinero. Pero ya en cada hogar no es tanto. Otra cosa es lo que le llaman remesas prestigio que esas sí disminuyeron drásticamente. Esas son las que los migrantes al regresar utilizaban para comprar una camioneta del año, pagaban la música en las fiestas patronales, o en sus casas. Esas han disminuido”, declaró.

El catedrático de CUAltos —y autor de varios libros sobre migración—, añadió como dato complementario, que el porcentaje de mujeres ya es prácticamente igual que el de los hombres migrantes, pues ellas han empezado a buscar el sueño americano. Y ellas también aportan con las remesas como uno de los motores del consumo interno nacional, todo gracias a que en Estados Unidos se vive una estabilidad económica. Es decir, parece que la pesadilla de la crisis inmobiliaria ha quedado atrás.

Comments

comments

No hay comentarios