Amarran serie Los Charros

Amarran serie Los Charros

109
0
Compartir

William Oliver tuvo una tarde-noche impecable. El abridor norteamericano de los Charros de Jalisco maniató con una joya de pitcheo a los Águilas de Mexicali y encaminó al triunfo a su equipo, seis carreras por dos, en el segundo duelo, para que los albiazules amarraran la primera serie de la segunda vuelta de la temporada 2015-2016 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

Oliver mantuvo el cero en la pizarra durante ocho entradas, en las que permitió cinco imparables y recetó tres ponches, labor con la que se apuntó su tercer triunfo en la campaña; sin embargo, la novena jalisciense se metió en ciertos apuros con el relevo de Julio Félix en el último capítulo, que resolvió su cerrado estelar, Brian Broderick, quien además consiguió su salvamento 11.

Ante nueve mil aficionados que se dieron cita en el parque de pelota de la colonia Tepeyac, la ofensiva de la novena jalisciense madrugó el pitcheo de Edgar Osuna, luego de que el diestro no saliera certero en sus lanzamientos.

Y es que en la primera entrada se abrió el marcador. El designado, Japhet Amador, con doblete productor mandó a home a José Manuel “Manny” Rodríguez, quien previamente recibió base por golpe y avanzó a la segunda almohadilla con el rodado de Jesús “Cacao” Valdez.

Charros continuó con el madero encendido en el segundo rollo. El tercero de la tanda y refuerzo, Alan Espinoza, respondió con un triplete que llevó a la registradora a Alex Ortiz. Enseguida, una rola de Edson García que se combinó con el error en el fildeo del tercera base, Yuniesky Betancourt, incrementó la ventaja para los locales gracias a la carrera de Espinoza.

En el tercer espisodio Jalisco no desentonó. Continuó con la inercia al frente y el sencillo de Alex Liddi remolcó la carrera de Valdez. Mientras que en la quinta entrada Japhet Amador explotó y conectó su decimoprimer cuadrangular de la campaña. El “Cachorrito” pisó el plato en solitario y puso la pizarra 5-0.

Un inning después Alan Espinoza aplicó la misma dosis. El cátcher se voló la barda del jardín izquierdo y se estrenó como cañonero con los Charros. En tanto, Oliver continuó intratable desde la lomita y completó ocho capítulos épicos.

Sin embargo, el relevo corto no estuvo a la altura. En la novena, Mexicali amenazó, hizo daño y en dos ocasiones llenó los senderos, pero sólo concretó un par de anotaciones.

La tensión se presentó en la casa de los Charros aún y cuando gran parte del encuentro fue felicidad para los aficionados. Con casa llena y en un tercio, Félix permitió dos carreras; mientras que Brian Broderick salió ileso, aunque tuvo los senderos repletos, pero supo resolver el problema y colgó el último cero en la pizarra.

Comments

comments

No hay comentarios