Inicio ESTILO DE VIDA Algas rojas coralinas son más susceptibles al cambio climático

Algas rojas coralinas son más susceptibles al cambio climático

116
0
Compartir

Un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) concluyó que las algas rojas coralinas presentan una mayor vulnerabilidad al calentamiento global en comparación con la acidificación de los océanos.

La investigación de los estudiantes de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales Puerto Morelos del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML), Román Manuel Vásquez Elizondo y Susana Enríquez Domínguez, reveló que el cambio climático causa de manera acelerada pérdida de funcionalidad y de biomasa en las algas.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enríquez Domínguez explicó que algunos científicos reconocían que la acidificación del océano era mucho más grave en la perturbación de la fisiología de las algas que el calentamiento global.

“Nosotros encontramos que no es así, el calentamiento global ejerce un impacto más fuerte sobre esta fisiología, pudimos demostrar que es la luz el elemento clave para explicar el daño que genera la temperatura elevada”, detalló la estudiante en biología marina.

“El efecto del calentamiento global es más fuerte que la acidificación del océano, por tanto nuestros resultados contradicen conclusiones previas que estaban siendo ampliamente aceptadas por nuestros colegas”, agregó.

La investigación es parte de la tesis doctoral de Vásquez Elizondo, la cual busca dar respuesta al incremento de temperatura y la reducción del pH (medida de la acidez) en el océano como resultado de la disolución del exceso de dióxido de carbono en la atmósfera.

El estudio se aplicó a las especies de algas coralinas Neogoniolithon, Lithothamnion y Amphiroa tribulus, por medio de un sistema de mesocosmos, donde los estudiantes recrearon las condiciones climáticas de las algas en su hábitat, además de los incrementos de temperatura y la reducción de pH.

“Tenemos un sistema de acuario en el que somos capaces de reproducir y mantener constante la temperatura y el pH del agua. Utilizamos las condiciones actuales del pH y de temperatura del agua del arrecife”, detalló Enríquez Domínguez.

“También incrementamos la temperatura y disminuimos el pH simulando las condiciones que se espera se van a producir, Quisimos ver cuál es el efecto directo de cada estrés y si el efecto combinado generaba un daño mayor”, añadió.

Ante tales resultados, los estudiantes proponen un modelo fisiológico para documentar las diferentes respuestas que muestre a detalle por qué unas especies presentan una mayor pérdida en la capacidad de calcificar que otras dentro del mismo ambiente.

A su vez, los alumnos demostraron que ocurre un caso similar con los corales, cuando aumenta la temperatura del agua se incrementa el daño que la luz ejerce sobre su fisiología fotosintética, por lo que dejan de generar calcio.

Comments

comments