Inicio ESTILO DE VIDA Alcoholismo es una enfermedad progresiva y a menudo mortal

Alcoholismo es una enfermedad progresiva y a menudo mortal

93
0
Compartir
Silhouette of an alcoholic

El consumo frecuente de bebidas alcohólicas tiene consecuencias a corto, mediano y largo plazo, entre las que destacan los accidentes automovilísticos, los sangrados del tubo digestivo, disfunciones hepáticas y hasta una pancreatitis alcohólica, esta última con una mortalidad cercana al 30 por ciento de los casos.

De acuerdo con el jefe del servicio de Urgencias del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Ramón Iván de Dios Pérez, “las evacuaciones negruzcas” podrían evidenciar una perforación que requiere intervención quirúrgica para no arriesgar la vida. No obstante, llegar a este punto es innecesario si se reduce o evita este mal hábito.

“Sucede que el alcohol es metabolizado por el hígado gracias a una enzima llamada deshidrogenasa. Si lo consumimos frecuentemente, aún de manera recreativa, sobrepasamos la capacidad hepática y presentaremos signos de intoxicación de leve a moderada y grave, yendo de la euforia y desinhibición, a la somnolencia, el vómito y las convulsiones”, detalló.

El hígado de cada persona tiene una manera distinta de procesar el alcohol, es por ello que en algunos casos bastan dos cervezas para desencadenar los efectos nocivos del estado etílico, pero está comprobado científicamente, dijo de Dios Pérez, que acumular más de cinco miligramos en sangre puede conducir a insuficiencia respiratoria, broncoaspiración, estado de coma y muerte.

“Es necesario comprender que el alcoholismo es un problema social nacido de una acción muy sencilla”, dijo, “generar dependencia puede ocasionar violencia, la capacidad de razonamiento en la persona no está al 100 por ciento. El paciente también podría, entre otras cosas, ser víctima de un accidente vial o no poder regresar a su domicilio, quedarse dormido en la calle y morir por hipotermia”.

El urgenciólogo lamentó que el consumo de bebidas alcohólicas sea visto de manera positiva, “la gente se vuelve efusiva los viernes porque le parece que obtiene con ello una recompensa”, cuando en realidad está deteriorando paulatinamente las funciones de diversas partes del cuerpo.

El experto recomendó a la población que si se presenta la ocasión en que beba uno de estos productos, se detenga cuando presente somnolencia y le sea complicado tanto caminar con normalidad como realizar tareas finas (escritura o cálculo matemático). Parar a tiempo y consumir alimentos, además de hidratarse, ayuda al proceso metabólico, reduciendo los efectos de la “cruda” al día siguiente.

Comments

comments