Agua fría, verde y con una rana: las quejas de la sincronizada

Agua fría, verde y con una rana: las quejas de la sincronizada

70
0
Compartir

El dúo español de natación sincronizada no se encuentra a gusto en las instalaciones de Río 2016. Ona Carbonell y Gemma Mengual aseguran que el agua de la piscina está verde y turbia, lo que dificulta su trabajo ya que necesitan verse bajo la superficie para llevar a cabo sus ejercicios. Además, la temperatura del vaso está dos grados por debajo de lo habitual, según informa en exclusiva El Español, que ha hablado con varios miembros de la delegación española.

“En el entrenamiento, no se veía nada. En la natación sincronizada hay que abrir los ojos… Están girando y haciendo varias cosas a la vez, necesitan referencias, no chocar, ir en la misma dirección… Si no ven las paredes, se desorientan y el ejercicio se resiente… Se desacompasan”, comentaba un integrante del equipo al citado diario.

El último surrealista episodio que ha provocado las quejas de los diferentes equipos que entrenan de cara a la competición de sincro que comienza este domingo es la aparición de una rana en la piscina. A unos 200 metros del pabellón, al otro lado de la calle, hay un lago, por lo que la explicación oficial es que el anfibio salió de excursión para darse una vuelta por la piscina de sincro.

Las quejas de la sincronizada española, a la que se sumarán, según informa El Español, otras delegaciones, llegan un día después de que la piscina de saltos fuera clausurada por unas horas para investigar los fuertes olores que desprende el agua, de color verde desde hace unos días.

Comments

comments

No hay comentarios