¿Adolescentes solos en casa? Condiciones para una buena experiencia

¿Adolescentes solos en casa? Condiciones para una buena experiencia

308
0
Compartir

¿Viajar durante horas por la ruta para terminar todos encimados durante 14 días en una pequeña cabaña? Para muchos adolescentes, la idea de vacacionar con sus padres es poco tentadora. ” \u161\’3fNo pienso ir!” es la primera frase que suele escucharse cuando los padres explican sus planes para las vacaciones.

Si bien para muchos padres puede ser doloroso escuchar esta frase en boca de sus retoños, la necesidad de independencia es algo típico en los adolescentes y no debería asustar.

Para los psicólogos, la mayoría de los padres cuenta con las herramientas para evaluar si su hijo está en condiciones de quedarse solo en casa. Si se trata de un chico que suele desobedecer las reglas, llega siempre tarde o no contribuye con las tareas del hogar, lo más probable es que no pueda quedarse solo muchos días. Sólo deben tener permiso para hacerlo los jóvenes que saben asumir responsabilidades en relación a ellos y los demás.

Una condición importante es la independencia, es decir que el joven debería tener cierta experiencia en abastecerse solo. La mayoría de los adolescentes de 16 o 17 años están en condiciones de hacerlo. El desafío, en este caso, es más bien un tema de los padres, que deben ser capaces de delegar responsabilidades y confiar en su hijo.

Antes de hacer las valijas, es necesario que los padres conversen con su hijo sobre qué es importante para ellos y a qué cosas deben prestar atención. Es imprescindible dejar en claro ciertos límites, como la prohibición de celebrar fiestas en casa o de usar el auto.

Sin embargo, es importante que los padres no dejen establecido hasta el más mínimo detalle, ya que es los hijos deben aprender a tomar sus propias decisiones. En otras palabras: se puede esperar que el hijo se alimente saludablemente, pero lo cierto es que los padres no tendrán control sobre ello.

Más allá de otorgar ciertos márgenes de libertad, los padres deben mantener un contacto regular con sus hijos durante su ausencia. Lo mejor es llamarlos por teléfono, aunque de vez en cuando también se les puede mandar un mensaje por whatsapp u otros servicios de mensajería instantánea. También es bueno que los chicos tengan un interlocutor a mano, como un abuelo, un tío o una vecina.

Lo más interesante de toda la experiencia es ver cómo se las arregla el adolescente con la soledad. En general, después de unos primeros días de euforia, los jóvenes empiezan a extrañar a sus padres. Y de esta forma se dan cuenta que ser responsables de sí mismos es algo distinto a lo que imaginaban.

Si al adolescente llegara a pasarle algo en ausencia de sus padres, éstos son responsables ante la ley. Por eso, es importante poder demostrar que se ha actuado a consciencia y con responsabilidad, dejándole una red de contactos al hijo. Por otra parte, la mayoría de abogados no recomienda dejar solos por mucho tiempo a menores de 15 años.

Comments

comments

No hay comentarios