9 formas en la que los gatos te ayudan a tener mejor...

9 formas en la que los gatos te ayudan a tener mejor salud

61
0
Compartir

Estamos acostumbrados a que nos digan que los perros son animales que nos aportan grandes beneficios para la salud, y no hay que restar veracidad a esas afirmaciones porque realmente un perro puede aportarte grandes beneficios en tu salud. Pero los gatos no se quedan atrás. Incorporar gatos como miembros de tu familia te ayudarán a tener una mejor salud, y te enseñarán también grandes lecciones sobre la vida.

A continuación quiero hablarte sobre los beneficios que tiene el adoptar gatos y que formen parte de tu familia. Ellos te ayudan a que tú tengas mejor salud y probablemente ni te des cuenta de todo lo que está haciendo por ti.

1. Disminuyes las probabilidades de desarrollar
Si vas a tener un bebé es posible que puedas pensar en la opción de tener un gato en tu vida, o aunque no tengas pensado tener bebés, también lo puedes considerar. Tener un gato puede ayudarte a prevenir alergias en tus hijos y en ti mismo.

Hay estudios que demuestran que los niños que desde que nacen conviven con animales -sobre todo perros y gatos- son más propensos a evitar el desarrollo de alergias.Al estar acostumbrados a los animales desde una edad temprana, provocan cierta inmunidad en los niños.

2. Te ayuda emocionalmente
Si estás pasando por un momento emocional difícil, tu gato puede ser una buena manera para poder hacer frente a ese dolor. Los gatos ayudan a las personas a superar un estado de ánimo decaído, sobre todo si has perdido a un ser querido. Una persona que tiene un gato en su vida, podrá aprender a vivir con la pérdida con mayor rapidez, sufrirán menos síntomas físicos y si lloran, el gato estará a su lado para consolarle.

Los gatos son grandes apoyos emocionales en los momentos más difíciles. La gente que está de luto habla con sus gatos para interiorizar sus sentimientos, ya que en ocasiones es difícil hablar sobre los sentimientos con otra persona por miedo a ser juzgados. Los gatos no escuchan, simplemente te aman tal y cómo eres.

3. Tendrás un mejor sistema inmunológico
Ser propietario de un gato puede ayudarte a que tu función inmune mejore. Los sentimientos y las emociones relacionadas con tener un gato en tu vida, pueden ayudarte a entender cuándo estás enfermo ya que los gatos pueden estar a tu lado y ofrecerte confort con su amor y ronroneo.

Un gato te ayudará a sentirte mejor tanto física como emocionalmente, algo que sin duda, te ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico.

4. Tendrás una mejor presión arterial
Puedes ayudar a reducir tu presión arterial disfrutando de la compañía de tu gato ?o gatos-. De hecho, tener un gato puede ayudarte a tener una presión arterial adecuada y que mejore tu salud. Acariciar a tu gato es relajante y podrás calmarte y reducir la presión arterial.

Los duelos de gatos son más propensos a tener una presión arterial más baja que aquellos que no tienen mascotas en su familia. Un gato puede enseñarte a tomarte la vida con más calma, a encontrar las prioridades y a que, el descanso es el mejor remedio para cualquie situación estresante.

5. Reducirás tu estrés y tu ansiedad
Tener un gato te puede ayudar a reducir el estrés en tu vida. Tu gato te aportará grandes beneficios psicológicos en tu vida y uno de ellos es aliviar la sensación de estrés. El poder cuidar a un animal, acurrucarse con él, darle amor… te ayudará a sentirte mejor y a reducir tu nivel de estrés. Además, también reducirás tu ansiedad.

Como te he comentado más arriba, acariciar a un gato es una actividad relajante y calmante. Cuando te sientas preocupado por cualquier asunto, estar al lado de tu gato te puede ayudar a calmar tu mente y a sentirte mejor. Te calmarás sólo con su presencial y gracias al amor incondicional que siente por ti.

6. Mejorarás tu estado de ánimo
En muchos casos el interactuar con tu gato te ayudará a mejorar tu estado de ánimo. Si quieres sentirte mejor, sólo tendrás que estar al lado de tu gato. Además, si eres una persona con tendencia a la depresión, entonces debes saber que tener un gato también te puede ayudar.

Mientras que un gato no ‘curará’ la depresión, puede ayudarte a que cambies la perspectiva de las situaciones en la que te encuentras e incluso que tu mente se distraiga de lo que te aflige para sentirte mejor. El amor de tu gato te ayudará a sentirte mejor en todos los aspectos.

7. Ayuda a personas con autismo
El autismo se caracteriza por experimentar dificultades en la interacción social y en la comunicación con uno mismo y con los demás. Las personas con autismo tienen dificultades para comunicarse del mismo modo que lo hacen los demás.

Tener un gato puede ayudar enormemente en estos casos, ha habido casos en los que los gatos han sido grandes ayudas en las terapias para niños con autismo. Otros trastorno del desarrollo también pueden verse mejorados con terapias con gatos.
8. Tendrás un corazón más sano
Ser dueño de un gato también es bueno para tu corazón. Al ayudarte a reducir el nivel de estrés y de ansiedad, te hará sentir mejor y tu corazón estará mucho más saludable. Existen estudios que muestran cómo los dueños de gatos tienen un 30% de menos probabilidades de morir de un ataque al corazón o de un derrame cerebral que aquellas personas que no tienen un gato en sus vidas.

Esto se puede valorar porque los dueños de los gatos aprenden a que la vida debe vivirse de forma relajada y dejar el estrés a un lado. El estrés es un asesino lento que debes dejar fuera de tu vida lo antes posible.

9. No recordarás qué es la soledad
Cuando tienes un gato no volverás a sentir qué es la soledad. La compañía de un gato te ayudará a no sentirte solo/a nunca más. Existe un estereotipo que dice que los perros son más cariñosos que los gatos, pero no es cierto. Los gatos pueden ser tan buenos compañeros y cariñosos como son los perros. Si eres amable y cariñoso con los gatos, ellos también lo serán contigo.

Comments

comments

No hay comentarios