Inicio ESTILO DE VIDA 8 errores de limpieza que podrías estar cometiendo en la cocina

8 errores de limpieza que podrías estar cometiendo en la cocina

0
Compartir

Limpias la cocina automáticamente, como un robot. Al fin y al cabo, ¡ya lo has hecho mil veces! Sin embargo, puede que sin darte cuenta, estés cometiendo alguno o varios de estos 8 errores de limpieza.

#1 Todas las cucharas hacia el mismo lado

Puede que te resulte más fácil colocarlas todas hacia el mismo lado, sobre todo, para acelerar los tiempos cuando vacías tu lavaplatos. Sin embargo, puede que con esto resignes su correcta limpieza. Deberías ubicarlas intercaladas, algunas arriba y otras abajo, para que el agua y el detergente lleguen perfectamente a todos sus recovecos, aconseja Carolyn Forte, directora del Cleaning Lab del Good Housekeeping Institute, en la revista Good Housekeeping.

#2 Lavar la tabla de madera solo con agua y detergente

Parece impecable, pero en verdad no lo está. Eso es porque muchas veces, el agua y el detergente no bastan. Sobre todo si has cortado carne cruda o aves, deberías sumergirla en una solución con lavandina, para evitar contaminar lo próximo que cocines, recomendó Sharon Franke, del mismo Instituto, a la revista mencionada.

#3 Dejar que las sartenes “se sequen solas”

“¿Para qué cansarme inútilmente? ¡El aire puede hacer el trabajo por mí!”, te dices. Sin embargo, no es lo recomendable. Haz un pequeño esfuerzo más, y seca tus sartenes a mano, para eliminar los líquidos restantes y evitar que se oxiden, se aconseja en la misma fuente.
#4 No lavar tus bolsas reusables

Son geniales para el medioambiente, y haces lo correcto en utilizarlas. ¡Pero no te olvides de lavarlas! Sobre todo, para prevenir contaminar otros alimentos. Procura además envolver la carne cruda en una bolsa plástica antes de guardarla en aquella reusable, para evitar que pierda líquido. Y no la uses para llevar otra cosa que no sean alimentos.

Para limpiarlas rápidamente, sigue los consejos de la revista Reader’s Digest: ponlas de revés y vaporízalas con un limpiador multiuso. Luego, deja que se sequen al aire libre.

#5 No limpiar el interno de la puerta de tu lavavajillas

“¿Para qué limpiar lo que se limpia a sí mismo al menos una vez al día?”, te dice tu lógica. Sin embargo, la puerta del lavavajillas podría contener hongos y levaduras, en la goma que ayuda a cerrarla. Para higienizar, vaporiza con un limpiador y utiliza un pequeño cepillo en los surcos de la goma. Y para darle una buena limpieza a todo el artefacto, haz lo que indica la revista mencionada:

· Prepara una solución mitad vinagre blanco y mitad agua, en una botella con spray.

· Aplica una capa en las paredes internas del artefacto vacío y sus estantes.

· Enciéndelo en el ciclo más caliente para enjuagarlo y dejarlo impecable. Atención: no uses detergente.

#6 Usar solo esponja y detergente para limpiar el rallador de queso

En lugar de destrozar tu esponja cada vez que rallas queso, ralla una patata en la parte sucia del utensilio, y verás cómo removerá los restos de queso de los orificios, salvando así a tu esponja, aconseja el sitio Food Network.

#7 Utilizar limpiadores súper potentes

Después de limpiar tu cocina, te encanta que parezca más limpia que un quirófano. Sin embargo, ¡atención!: utilizar limpiadores químicos demasiado fuertes puede ser contraproducente. Elige aquellos no tóxicos, como bicarbonato de sodio (es un abrasivo natural), y un spray con vinagre y agua en partes iguales, describe el sitio Bon Appétit. Y deja que todo se seque con el aire que llega de las ventanas.

#8 Arrojar estos vegetales en el triturador de basura

Aunque parezca que todo desaparece en tu triturador de comida, hay algunos residuos que deberías evitarle. Por ejemplo, la piel de las cebollas, ya que no se desintegrarán por mucho tiempo, o vegetales con demasiada fibra como alcachofas, espárragos u hojas de maíz. Y tampoco eches grandes cantidades de otros vegetales tales como apio, piel de zanahorias y patatas, o lechuga. Recuerda: menos es mejor, sobre todo, si dejas correr bastante agua fría, explica el blog Above & Beyond.