7 tips comprobados para aumentar la creatividad en el trabajo

7 tips comprobados para aumentar la creatividad en el trabajo

92
0
Compartir

A veces pensamos en el trabajo más como una obligación que como una fuente de dicha. Las estadísticas parecen confirmar esto. De acuerdo con el estudio Satisfacción en el empleo realizado por Deloitte en 2015, alrededor del 80% de las personas económicamente activas en el mundo odia su trabajo, pero está cómodo con él. ¿Y por qué se quedan, entonces? Porque esperan que las cosas mejoren eventualmente.

El trabajo debería ser más motivante y, de ser posible, apasionante. Sin importar si estás a cargo de la oficina o si eres un empleado, un ambiente laboral en donde se fomenta la creatividad tiene incontables beneficios.

De acuerdo con el experto en psicología de la felicidad Shawn Achor, una oficina en donde se impulsa la creatividad de los empleados aumenta su eficacia hasta en 31%. La creatividad puede notarse no en tus resultados, sino en la calidad y pasión de lo que entregas.

Para los millennials esto es prácticamente un requisito. El 64% de esta generación que recién comienza a integrarse al mercado laboral considera que el dinero no es un factor determinante para aceptar un trabajo, al menos no tanto como lo es desarrollarse y proponer ideas originales. En un ambiente donde se fomenta la creatividad todos salen beneficiados, especialmente si se trata de una startup o una pyme que apenas va tomando rumbo propio.

Por ello te presentamos algunos puntos esenciales si lo que quieres es creatividad en la oficina, de acuerdo con la startup Kueski.

1. Procura tener los descansos adecuados
La jornada laboral puede ser agotadora, sobre todo si involucra tener que resolver problemas de forma creativa o generar ideas de manera constante. Si no se atiende esto, se puede llegar a generar una fatiga mental que resulta frustrante. Una mente despejada siempre trabaja mejor y ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva.

Te recomendamos que en tu espacio ofrezcas la oportunidad de despejar la mente, ya sea mediante salas de descanso o bien permitir caminatas. Sobre todo, no pierdas de vista que somos seres humanos y no máquinas.

2. Personaliza tu espacio
La oficina debería sentirse como una parte más en la vida de los colaboradores en tu empresa, de otro modo se sentirán ansiosos por partir. Motívalos a que tengan pizarras con cosas que los inspiren, fotos de sus seres amados, notas adhesivas pegadas por doquier o su taza favorita alrededor. Si hay cosas que les inspiren, la creatividad llegará como las musas griegas y, con un poco de suerte, cuando más se necesite.

3. Hazlos sentir curiosidad
Lo que impulsa al humano a ser creativo es enfrentarse a retos constantemente. La frase “salir de la zona de confort” es una verdad que se suele ignorar. Si tú o el equipo sienten que les piden lo mismo siempre, en algún momento se cansarán, por lo que será momento de proponer ideas y nuevas variantes. Rétalos y rétate a ti mismo, porque sólo así saldrá a relucir su verdadero potencial. Posteriormente, aplaude sus ideas si lo merecen, no hay nada más motivador.

4. Mantén la comunicación
Resulta típico que, si tienes 23 personas trabajando en tu empresa, esperes 23 ideas diferentes y geniales a la vez. La verdad es que no funciona así; reúnelos para que trabajen en una propuesta concreta y colectiva. Mientras hablan podrán encontrar los puntos más fuertes y más débiles de cada idea que surja, incluso en la conversación brotarán ideas radicales que no se hubieran contemplado más que en equipo.

5. Diversifica la planta
Una manera de fomentar que el equipo sea creativo es agregando personalidades distintas que se complementen y tengan diferentes capacidades y tipos de respuestas ante las situaciones. Poco a poco verás que los trabajadores más serios, junto con los más extraños, harán una mancuerna poco común, pero que sin duda entregarán resultados envidiables.

6. Ejercítate
En los últimos años se ha tomado conciencia de lo importante que es hacer ejercicio. Los beneficios son tantos que impactan en la vida laboral y personal. Al ejercitarte los niveles químicos se regularizan, el estrés baja y tu cerebro está fresco, es decir, la creatividad puede llegar en cualquier momento.

7. Aplica el 80-20
Hay ocasiones en las que el trabajo nos absorbe. Lo mejor que puedes hacer por la empresa y por ti mismo es repartir tu tiempo. Que el 80% de tiempo te enfoques en actividades relacionadas con trabajo y el 20% dedícalo a ti. No lo consideres una pérdida de tiempo, sino como un espacio de aislamiento para innovar.

Comments

comments

No hay comentarios