6 Rasgos de las personas con tendencia a la infelicidad.

6 Rasgos de las personas con tendencia a la infelicidad.

180
0
Compartir

Te es familiar esta conversación: No tengo suerte, haga lo que haga mi vida no cambiará, siempre pierdo, a Juanita la vida le sonríe y de remate estoy gorda. Esta forma de ver la vida es negativa, pesimista, resta y desmotiva. Hábitos negativos que se han posicionado en el cerebro de muchas mujeres. Para quienes la vida es gris, es triste, sin rumbo y frecuentemente están preocupadas más por vivir en el pasado y en el futuro, pero no en el aquí y ahora.

Pero la vida es un colorido abanico, con diversos matices que nos permite disfrutar incluso en situaciones adversas. Es innegable que en diferentes momentos de la vida, somos víctimas de sucesos tristes, de lamentables partidas, de inesperadas pérdidas, pero estas experiencias nos ayudan a ser más fuertes, nos dan templanza y al mismo tiempo nos permiten a ver la vida con más amplitud y desde diferentes ángulos.

Lamentablemente muchas mujeres se quedan ancladas en estos hábitos negativos, que no permiten salir de ese círculo vicioso de la infelicidad. A continuación enumeramos algunos rasgos de las personas infelices, desmotivadas:

1.- Creen que la vida es perversa y difícil
Estas personas se detienen en la adversidad, y nunca ven en los problemas una oportunidad, que todo lo malo les suceda a ella; sin embargo las mujeres positivas tienen claro que la vida puede ser un tanto difícil, pero no por eso se colocan en el rol de víctimas, sino que tratan de superar todos los obstáculos y salen adelante.

2.- Se concentran más en lo negativo en lo malo
Las personas con tendencia a la infelicidad se concentran en el lado negativo de las cosas y olvidan pensar en lo positivo.

En cambio, las mujeres positivas siempre encuentran un motivo para seguir adelante, son proactivas. No le temen a sus problemas, son fuertes y saben que ellas son más grandes que sus adversidades.

3. Tienen miedo al futuro
Estas personas tienen miedo del futuro, porque creen que nada bueno les espera. Dedican más tiempo en imaginar días adversos, tristes, difíciles. Se preocupan anticipadamente y viven tensas e infelices.

Las personas positivas, también les preocupa su futuro, pero no se detienen a pensar solo en ello. Son asertivas y construyen su futuro en el presente.

4. Se comparan con los demás
Las mujeres infelices creen que otra gente siempre es la responsable de sus padecimientos; en otras palabras, nunca asumen la responsabilidad de su propia vida. Se toman a modo personal todo lo que les sucede y no pueden evitar compararse. A la larga, esta actitud genera cólera, baja autoestima y resentimiento.

Las mujeres felices, en cambio, no pierde su tiempo en este tipo de pensamientos. Se enfocan de lleno en ellas mismas sin mirar al resto, se sienten seguras, son autosuficientes.

5. No confían en las personas
Las mujeres infelices no confían en nadie, temen de todos, se encierran y no permiten que las personas se les aproximen. Es parte de su inseguridad y baja autoestima..

Por el contrario las mujeres positivas y felices confían en los demás, son empáticas, alegres y siempre ven el lado positivo de la vida y de las personas.

6. Se quedan en el pasado y el lamento.
A la mayoría de las personas infelices les gusta vivir en el pasado. El pasado es su tema favorito y se detienen en las cosas malas, pareciera que hasta lo disfrutan contando. Hablan con facilidad de los demás, por lo general en forma negativa

La gente positiva y feliz vive en el aquí y ahora, sueña con el futuro. En esencia son amables, alegres, solidarias y buena onda, son agradecidas y tienen buen humor.

Para tener más estrategias y salir rápido de estados de infelicidad, pesimismo y sentirnos feliz, te dejamos este enlace con útiles y prácticos consejos.

Ayuda a combatir el cáncer y además es rico en Vitamina C, muy útil para estimular el sistema inmunológico. También puede estabilizar la presión arterial y es rico en fibra. Además ayuda a un mejor funcionamiento del sistema digestivo.

Queda claro las diferencias entre las personas felices, positivas y las personas con tendencia a la infelicidad. Es obvio que la felicidad y la infelicidad no es un estado permanente, son pasajeros. Todas las personas transitamos por ambos estados, la diferencia es que las personas negativas se aferran a permanecer voluntariamente en este estado de negativismo y pesimismo. La buena noticia es que todas pueden romper este círculo vicioso y salir a navegar a un océano de oportunidades y felicidad. Es cuestión de actitud y cambiar esos malos hábitos por otros que nos hagan más fuertes, más tolerantes y más felices. Si es tu caso Tú puedes lograrlo, solo cambia el chip y ¡¡SÉ FELIZ AHORA!!

Comments

comments

No hay comentarios