5 trucos para conservar por más tiempo la frescura de tus vegetales

5 trucos para conservar por más tiempo la frescura de tus vegetales

36
0
Compartir

A la hora de buscar estrategias para conservar los vegetales frescos, “cada maestrito tiene su librito” como dice el refrán. ¿Lavarlos al llegar del mercado o antes de consumirlos? ¿Envolverlos en papel de diario o en un tupper? ¿Dejarlos respirar o cerrarlos herméticamente? Con los consejos de expertos que te acercamos a continuación, descubrirás lo deliciosa que sabe la comida sana cuando está bien conservada.

1) Selecciona aquellos enteros

Los vegetales que se venden precortados y envasados ya han sido expuestos al aire y comenzarían a descomponerse más rápido. “Por esta razón y para aprovechar sus vitaminas, deben ser consumidos dentro de los 5 ó 6 días. Hasta entonces, almacénalos en recipientes herméticos”, recomienda Laura Jeffers, dietista registrada, a la Clínica Cleveland.

“Al comprar y almacenar productos, es muy importante buscar frutas y vegetales enteros, sin daños, ya que duran más tiempo. Tan pronto como un vegetal se corta o se procesa de alguna manera, comienza a acelerarse su proceso de deterioro” explica a Yahoo la chef Molly Siegler.

2. Elige el ambiente para su almacenamiento

· Los alimentos con bajo contenido de agua y piel gruesa (como los melones) durarían más tiempo debido a la falta de exposición al aire. Y pueden durar más aun cuando se los mantiene frescos y sin cortar.

· Las manzanas y los vegetales con raíces, como patatas, cebollas, ajos, remolachas, nabos y zanahorias pueden durar meses si son almacenados correctamente en lugares frescos y oscuros.

· La col puede durar un mes o, a veces más tiempo bajo un almacenamiento adecuado: en un ambiente fresco y ligeramente húmedo, de acuerdo con Siegler.

3. Asegúrate de que puedan respirar

Hay una razón por la que muchas frutas, como uvas y cerezas, vienen en bolsas o cajas perforadas. Los orificios permitirían que el aire fluya dentro y fuera del recipiente, lo que impediría la acumulación de humedad en el interior o que el alimento se moje.

“Haz lo mismo con las otras bolsas, como las de lechuga y espinaca: unos cuantos agujeros en ambos lados, y luego almacénalas en el cajón de los vegetales de tu refrigerador”, sugiere a Yahoo Anthony Stewart, chef ejecutivo del Pritikin Longevity Center + Spa.

4. Limpia sus hojas tan pronto como llegues a casa.

· Si has comprado verdes pre-lavados

Sácalos de la bolsa y retira toda hoja en mal estado para que no “infecte” a las hojas sanas.

· Si has comprado vegetales sin lavar

Llena el fregadero con agua fría, separa las hojas, y revuélvelas en el agua con un poco de zumo de limón, dejando que la tierra o arenilla se vaya hacia el fondo. Usa un centrifugador de ensalada para secar bien las hojas, termina de quitarles el agua con toallas de papel, envuélvelas en papel de cocina y almacénalas en el cajón del refrigerador en recipientes perforados.

· Si compras vegetales de origen no frondoso (pimientos, brócoli, zanahorias, apio y calabaza)

No los laves antes de refrigerarlos. “En primer lugar, seca con papel de cocina los vegetales que llegan a casa mojados. Luego, envuélvelos en toallas de papel y colócalos en bolsas perforadas. Almacénalos en cajones para frutas y verduras”, recomienda Stewart.

5. Mantén la fruta en la mesa de la cocina

“Ellas maduran muy bien a temperatura ambiente. Cuando lo hagan, transfiérelas al refrigerador, pero en un lugar destacado como el estante superior, para que sus colores hermosos te atraigan tan pronto abras la puerta”, concluye Stewart.

¿Tienes algún consejo o hábito para el almacenamiento de frutas y vegetales?

Comments

comments

No hay comentarios