5 razones para ejercitarte con tu propio peso

5 razones para ejercitarte con tu propio peso

35
0
Compartir

Hacer ejercicio con tu propio peso tiene muchos beneficios físicos y económicos; te pones en forma sin gastar en aparatos, pesas o mancuernas; lo único que necesitas son unas bandas de suspensión.

Estos accesorios son muy útiles, porque los puedes llevar a cualquier lugar y hacer ejercicio con tu propio peso en donde tú quieras.

Con estas cuerdas se practican lagartijas, sentadillas, simulación al correr, abdominales, entre otros.

Lo importante de hacer ejercicio “colgado” es que la gravedad empuja el cuerpo hacia abajo, y para poder “elevarte y vencerla” hacer un gran esfuerzo con tus músculos. ¿Quieres conocer más beneficios de este tipo de ejercicio? Chécalos

¡Anímate a probarlo!

1. Fortalece tus músculos y articulaciones

Mejora el control articular; es decir, la aplicación de fuerza a lo largo del recorrido de las articulaciones.

Al usar tu propio peso como resistencia las articulaciones se preparan para realizar grandes esfuerzos sin riesgo a presentar lesiones.

2. Mejora la coordinación

Puedes hacer combinaciones de ejercicio sin dañar tu cuerpo. Por ejemplo: hacer una sentadilla y doblar los brazos al mismo tiempo.

3. Puedes ejercitarte al aire libre

No necesitas grandes instalaciones para entrenar. Solo debes conseguir un techo o superficies elevadas, así como un buen sistema de tirantes que te permitan realizar los diferentes ejercicios.

4. Todos pueden ejercitarse con su propio peso

Los ejercicios de suspensión pueden ser realizados desde niños hasta adultos mayores. Con la correcta asesoría en la técnica de ejecución.

5. Pones en forma a tu corazón

Es un gran esfuerzo tanto cardiovascular como de fuerza fundamentalmente en posturas estáticas.

Puedes variar o combinar ejercicios de suspensión con otros aparatos como tablas de equilibrio, bosu, pelotas suizas, entre otros.

Comments

comments

No hay comentarios