5 pasos para saldar tu tarjeta de crédito

5 pasos para saldar tu tarjeta de crédito

144
0
Compartir

Si como Carry Bradshaw, tu cardio está en ir de shooping, si cualquier cosa que ves en un aparador llama tu atención y si para ti no existe algo más emocionante que ver una buena oferta, entonces puede que estés en problemas.

Firmar por aquí y por allá casi como una estrella de rock, dejando tu autógrafo en cualquier voucher, y tener una colección de tarjetas de crédito tan grande que podrías acomodarlas por colores, no es precisamente un sinónimo de tener buenas finanzas.

Al principio es normal sentirnos emocionadas por nuestra primera tarjeta de crédito, pero de un momento a otro, esta emoción puede irse de nuestras manos y comenzamos a gastar más de lo que podemos pagar.

Para salvarte de este bache, no es bueno contratar más tarjetas, no sólo porque guardarás unas para comprar y otras para pagar la deuda, sino porque vas a acrecentar el saldo negativo.

Si tus tarjetas están al tope, ya no te alcanza para renovar tu bolsa de diseñador y si no puedes terminar con tu deuda pagando el mínimo, ¡no te asustes! En InStyle te mostramos la solución:

1. Acepta que te pasaste de la raya: El primer paso para resolver la deuda está en aceptar que no lo hiciste bien. Esto además de cambiar la forma en que percibes el problema, hará que empieces a ponerte límites a la hora de usar tus tarjetas.

2. Haz cuentas: Analiza tu situación y anota tus deudas en un papel. Si caíste en esta situación probablemente tienes en tus tarjetas una deuda de 10 a 15 veces tu ingreso neto, así que comienza a apartar dinero y mide el tiempo en que tardarías en pagarlas.

3. Despídete de tu estilo de vida: Ya lo aceptaste, ahora tienes que hacer algo por ello. Aguanta las ganas que tienes por comprar los zapatos de la nueva temporada y piensa seriamente en convertirte en monje por varios meses.

4. Congela tu tarjeta. Sí, puede parecer una solución extrema, pero para problemas inmensos hay que tomar medidas de igual magnitud. Llama a tu banco y acude a él para que congelen tu tarjeta o te hagan un programa de pago de acuerdo a tus posibilidades.

5. ¿Qué hacer si no hay plan de pago? Acude a alguien que te pueda prestar dinero por un tiempo y que no te cobre intereses. Si de plano no hay alguien que te dé apoyo, tendrás que pensar en una reparadora de crédito.Antes de que te decidas a acudir a una institución de este tipo ten en cuenta que no hay soluciones mágicas y si alguien te promete una salida fácil sin sacrificios, mejor huye.

De acuerdo a la Condusef, en México sólo existen tres empresas reparadoras de crédito supervisadas.Las reparadoras revisarán tu deuda, hablarán con el banco para negociar una reducción y conseguirán un plazo para liquidarla. Habrá una comisión de por medio, así que vete preparando.

Una vez que evalúen tus ingresos, determinarán un monto de ahorro que debes que debes destinar al plan de pago hasta que tu deuda esté saldada. Algo que de no debes perder de vista es que este incidente quedará registrado en el Buró de Crédito.

A veces la urgencia de tener muchas cosas nos hace tener tropiezos que pueden ser muy duros.

Opta por la paciencia y mejor ahorra e invierte. Así los rendimientos que obtengas serán para ti y no para tu tarjeta.Si quieres manejar de mejor forma tus finanzas, en este ebook de piggo te hablaremos de finanzas como nadie lo había hecho.

Con él aprenderás a: Llevarte bien con tu dinero, usarlo eficientemente, ahorrar para disfrutar mañana.

Comments

comments

No hay comentarios