3 sugerencias de la ciencia para vivir una vida mejor

3 sugerencias de la ciencia para vivir una vida mejor

63
0
Compartir

Estudios han mostrado que las personas que son más felices también tienden a vivir vidas más largas. Pero, ¿cómo convertirte en una persona más alegre?

En Scientific American, el psicólogo Scott Bratt resume las características principales en los humanos ‘óptimos’ – es decir las personas que son más sanas y felices – basándose en un libro llamado Optimal Human Being por el psicólogo de la Universidad de Missouri, Kennon Sheldon, quien estudia el bienestar y la psicología positiva.

Éstas son las tres características que Bratt sugiere debemos practicar para ser lo más plenos y felices posible:

Fija metas para ti mismo

Para sentir que estás avanzando en la vida es necesario tener metas por lograr. Sin embargo no puede ser cualquier objetivo.

Las metas que son buscadas porque van acorde con tus valores e intereses generales – en vez de las que son debido a la influencia de alguien más – son autoconcordantes. Por ejemplo, has estudiado medicina porque tienes la vocación de sanar a las personas y no porque tus padres te han presionado a hacerlo. O pasas el día practicando un deporte ya que lo disfrutas mucho, no porque tengas presiones externas para convertirte en un profesional.

En un estudio del 2004, Sheldon y sus colegas, descubrieron que las personas autoconcordantes reportaron sentimientos subjetivos más altos de bienestar a lo largo de cuatro culturas, tanto en el mundo occidental como en el oriental. En otras palabras, trabajar por un objetivo que está basado en un interés genuino influye bastante en la felicidad. Aunque las metas no se alineen precisamente con un sentido de identidad, al menos deben brindar “experiencias regulares de autonomía, competencia, autoestima y seguridad que el ser humano necesita” explica Sheldon en su libro.

Confía en tus instintos

¿Cómo puedes saber si los objetivos que persigues son buenos para tu? De acuerdo con el autor, la clave está en escuchar a tu “proceso de valoración organísmica” (OPV por sus siglas en inglés), es decir el sentido innato de lo que es importante para ti y que es necesario para que lleves una vida más placentera. Se trata de la voz en tu cabeza que te indica cuando algo no se siente del todo bien.

Mira fuera de ti mismo

Mientras es importante buscar la realización personal, ayudar a los demás igual te hará sentir bien. La ciencia ha mostrado que ser generoso te puede hacer más feliz y saludable. Ser voluntario y otros actos de altruismo están relacionados con el mantenimiento del bienestar emocional.

Además relacionar tus metas con algo más grande que ti mismo también impacta en que tan conectado te sientes con el resto de la sociedad. “Buscar objetivos de mayor nivel (social, cultural) – intentar alinear tus sistema de acción personal con los sistemas de acción de otros o de instituciones culturales,” recomienda Sheldon. “De ésta forma estarás expresando un impulso humano saludable, integrarte con sistemas más grandes en los cuales vives.”

Comments

comments

No hay comentarios