10 cosas que los hombres odian de las mujeres

10 cosas que los hombres odian de las mujeres

128
0
Compartir

No creo que los hombres sean de Marte, ni las mujeres de Venus. Somos, eso sí, producto de nuestras experiencias de vida, de nuestro entorno, de nuestra educación, de nuestro tiempo. Un tiempo que, si bien es cierto que ha cambiado para empoderar a las mujeres y flexibilizar la postura de los hombres, no evita que nos sigamos percibiendo según los viejos estereotipos.

Y como siempre pasa con los estereotipos, algunos son sólo la salida fácil y cómoda para justificar comportamientos; otros, en cambio, responden a necesidades específicas para facilitar roles y no faltan aquellos que, nos guste o no, son el resultado de la conclusión de nuestras propias actitudes.

Soy mujer, y para mí sería más fácil hacer una lista de lo que a nosotras nos desagrada de los hombres, como por ejemplo que tarden años en cumplir lo que prometen, que ser fieles les implique tanto esfuerzo, o que no conozcan el significado de la palabra “orden”. Sin embargo, dicen que “para que la cuña apriete, ha de ser del mismo palo”, por ello me he dado a la tarea de compartirte conductas comunes de mujeres que desagradan a los hombres.

10 cosas que los hombres repudian de las mujeres:

1. Contar nuestras intimidades

No es que ellos no compartan con sus conocidos sus preocupaciones, pero son más selectivos que nosotras al momento de hacerlo. Mantén lo íntimo en esa categoría, íntimo.

2. Usar información privilegiada para ganar discusiones

Ellos se sienten vulnerables cuando nos comparten sus secretos. Echarles en cara lo que sabemos es indigno y de mal gusto. Hombre o mujer, ¡por favor no lo hagas!

3. Obligarlos a jugar al “policía malo”

Este punto aplica para parejas con hijos: que los forcemos a ser los malos frente a los niños porque nos cuesta ser firmes con los castigos lastima su relación padre e hijo, y ellos no lo soportan.

4. Que exageremos nuestras reacciones

Sacar a relucir la cuenta con fecha, hora y minuto de todo lo que nos ha molestado en el último siglo, ciertamente los pone de muy mal humor. No mezcles problemas pasados con los actuales, o harás que éstos se hagan mayores.

5. No aceptar cuando nos equivocamos

Hacemos un gran lío, pero cuando se evidencia que el error es nuestro, actuamos como los periódicos ante el derecho de réplica: la noticia en primera plana, pero las aclaraciones en un diminuto espacio, y con letras pequeñas.

6. La actitud yo-yo

En este punto y en todos, quiero aclarar que no somos todas, pero tendemos –y me cuento– a querer tener siempre la razón, y a ser las eternas víctimas de nuestros insensibles maridos.
7. Usar la intimidad como moneda de cambio

Aclaro que no hablo en sentido literal, sino a la actitud de usar los encantos femeninos para recibir prebendas. Cuando actuamos así ponemos por el piso los esfuerzos de siglos de ser tomadas en serio.

8. Que no respetemos su privacidad

Admitámoslo: si el teléfono celular no tiene contraseña, la cartera está a la mano o al paso viste que guardó algo dentro del cajón, hay un 99 por ciento de probabilidades que terminarás revisándolo. Los hombres lo saben, y les molesta.

9. Quejarnos todo el tiempo

Queramos o no reconocerlo, lo cierto es que somos especialistas en ver el lado oscuro de la luna, y ya bien sea que tengas o no razón, no darle descanso a tu lista de inconformidades acabará con la armonía de cualquier hogar.

10. Controlarles la vida

Lo hacemos con las mejores intenciones y con toda la espontaneidad de nuestra naturaleza femenina, pero lo cierto es que sería bueno aceptar que es nuestra pareja, no nuestra mascota.

Estas son sólo diez que se suman a otras diez o veinte que hacen evidente nuestras diferencias, y que ponen en riesgo nuestras relaciones. Y tú, ¿qué agregarías o quitarías de esta lista?

Comments

comments

No hay comentarios